Fisichella: La Evangelii gaudium sigue teniendo una fuerza propulsora

Hace 10 años, el 24 de noviembre de 2013, pocos meses después de su elección, el Papa Francisco promulgaba la exhortación apostólica en la que indicaba las prioridades que la Iglesia debía afrontar, desde la Iglesia en salida hasta la inclusión social de los pobres. Monseñor Fisichella, Pro-Prefecto del Dicasterio para la Evangelización: «Es necesario un nuevo lenguaje para dar a conocer el Evangelio».

Era la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, el 24 de noviembre de hace diez años, cuando Francisco promulgó la exhortación apostólica Evangelii gaudium (La alegría del Evangelio), el primer documento de su pontificado. Un texto programático, en el que el Papa desarrolla el tema del anuncio del Evangelio en el mundo de hoy, invitando a los cristianos «a una nueva etapa de evangelización» e indica los caminos a seguir «para el camino de la Iglesia». Francisco pide una Iglesia misionera y en salida, exhorta a la renovación eclesial y al compromiso por la inclusión social de los pobres, y anima al diálogo, a diversos niveles, como contribución a la paz.

En el mundo de hoy, donde la cultura digital, que se refiere a la inteligencia artificial y donde entran en juego las cuestiones de la libertad y la verdad, el anuncio del Evangelio es una prioridad, afirma monseñor Rino Fisichella, pro-prefecto del Dicasterio para la Evangelización, pero es necesario un nuevo lenguaje capaz de hacer comprender su belleza.

Evangelii gaudium es el primer documento del Papa Francisco, un texto donde emergen las prioridades de su pontificado: la Iglesia en salida, la atención a las periferias, la inculturación de la fe, la dimensión social del Evangelio. ¿Qué acogida ha tenido hasta la fecha?

Evangelii gaudium no es sólo el primer documento, es también el documento programático del pontificado del Papa Francisco, él mismo lo escribe en las primeras páginas. Y, por tanto, sigue teniendo hoy un valor muy especial. No se trata sólo de ver cuánto se ha puesto en práctica en estos diez años, sino sobre todo cuánto queda por poner en práctica en un futuro próximo. Los temas de la Evangelii gaudium son, en muchos sentidos, fruto del debate sinodal de 2012 dedicado precisamente a la nueva evangelización y a la transmisión de la fe. El Papa ha hecho suyas muchas de las declaraciones, estudios y discusiones de aquel sínodo y las ha incorporado a su documento, pero también hay grandes innovaciones: por ejemplo, en la dimensión social, en la necesidad de que la Iglesia sea pobre, en la insistencia en que haya un cambio de cultura a la hora de tratar diversos temas. Es un documento programático que conserva toda su fuerza impulsora y provocadora.

¿Qué fase atraviesa hoy la Iglesia si la miramos a través de la Evangelii gaudium?

Texto completo

2023-11-25T09:41:37+00:00