El sacerdote Rubén Herrera, nuevo consiliario del movimiento «Vida Ascendente»

El sacerdote Rubén Herrera ha sido nombrado por el obispo, nuevo consiliario diocesano del movimiento “Vida Ascendente”

Natural de Valle Guerra, tiene 39 años y fue ordenado sacerdote por el obispo Bernardo Álvarez, el 4 de octubre de 2009.

Como diácono estuvo desde 2008 hasta 2009 en la parroquia de Nuestra Señora de la Luz en Guía de Isora. Posteriormente, fue nombrado vicario parroquial de Santa Úrsula en Adeje. En ese periodo, hasta 2010, fue capellán de Hospiten Sur en Las Américas.

Cómo párroco propiamente dicho, su primer destino fue a Valle Gran Rey, en La Gomera. Allí estuvo atendiendo las parroquias de Los Santos Reyes y la de San Antonio.

Asimismo, en 2015 asumió también la parroquia de Nuestra Señora de la Salud en Arure. Ese mismo año, fue nombrado vicearcipreste de La Gomera.

En julio del pasado año pasó a ser párroco de la Santa Cruz, en La Cruz Santa; de Nuestra Señora de las Nieves, en La Zamora y de San Cayetano, en La Montañeta.

2020-03-19T19:22:52+00:00