Vigilia de oración por los cristianos perseguidos en Burkina Faso

Este miércoles 12 de junio, a las 18:00 horas, como cada segundo miércoles de cada mes, la Catedral de La Laguna, acogerá una vigilia de oración ante el Santísimo por los cristianos perseguidos. Se trata de una iniciativa organizada por la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada. Tras la vigilia se celebrará la Eucaristía.

En esta ocasión, se tendrá en cuenta de forma especial a los cristianos perseguidos en Burkina Faso.

BURKINA FASO: Del informe sobre la libertad religiosa de AIN

 La Constitución define el país como Estado laico que no concede privilegios a ninguna confesión religiosa y garantiza la libertad de creencias a sus ciudadanos. Burkina Faso se caracteriza por la gran diversidad religiosa, con los musulmanes como clara mayoría. Las distintas comunidades religiosas del país vienen manteniendo tradicionalmente buenas relaciones entre sí. Los grupos religiosos pueden registrarse ante las autoridades, si bien no están obligados a ello. Los que sí lo hacen tienen que cumplir los mismos requisitos legales que cualquier organización laica, La formación religiosa no está permitida en la escuela de gestión estatal. El país cuenta con colegios de educación primaria y secundaria musulmanes, católicos y protestantes. Los centros educativos tienen libertad en las cuestiones relacionadas con su personal, aunque deben informar al Gobierno de la designación de los directores. El Gobierno inspecciona los programas de estudio de los colegios confesionales para que la orientación y la obediencia religiosa se adecuen a estándares profesionales. Ahora bien, como muchas de las escuelas coránicas de Burkina Faso no están registradas, el control del Estado no es demasiado exhaustivo. Aún no se sabe si los grupos islamistas violentos, procedentes fundamentalmente de Mali y también de otras naciones de África occidental, conseguirán un arraigo permanente en Burkina Faso. Las comunidades musulmana, católica, protestante y animista reciben subvenciones anuales del Gobierno.

 Asesinato de 1 sacerdote y 5 fieles

 El padre Simeón Yampa y 5 feligreses fueron asesinados en la parroquia de Dablo, un pueblo en del norte de Burkina Faso, el 12 de mayo. La iglesia fue atacada por un grupo de 20 hombres armados durante de la celebración de la Santa Misa. Según fuentes locales, los atacantes entraron disparando en la capilla en el momento del canto del Gloria. 5 de los feligreses fueron alcanzados mortalmente. La capilla es muy pequeña, pero contando los que seguían la liturgia desde fuera, eran un centenar de fieles. El sagrario recibió 3 disparos. El padre Simeón intentó proteger a los monaguillos huyendo por la sacristía, pero los terroristas que habían rodeado la iglesia lo descubrieron y le dispararon, asesinándolo. “Había un pánico general, la gente tenía mucho miedo. Obligaron a los fieles a poner las cruces y los objetos religiosos que llevaban delante del altar. Los atacantes amenazaron a todos antes de irse diciendo que volverían y si las mujeres no iban todas cubiertas con velo los matarían a todos. Después prendieron fuego a la sacristía, las cruces y los objetos de la liturgia y a un vehículo que había al lado de la iglesia. De allí se fueron al dispensario y quemaron también su vehículo para que nadie pudiera huir”, continúa Rafael D’Aqui, responsable de los proyectos en Burkina Faso de ACN.

 

2019-06-12T10:25:14+00:00