Un libro recorre la historia y el legado material e inmaterial de la presencia de los franciscanos en La Orotava

El Ayuntamiento de La Orotava ha sido el escenario de la presentación de ‘Seraphicum splendor: el legado franciscano en La Orotava’, un libro que recorre los cinco siglos transcurridos desde la llegada de la Orden Franciscana al municipio, con la fundación del convento de San Lorenzo en 1519, así como el importante legado patrimonial, tangible e intangible, que aún hoy se conserva en la Villa.

La publicación de ‘Seraphicum splendor: el legado franciscano en La Orotava’ ha contado con el apoyo del Ayuntamiento orotavense y la financiación de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias. La obra, de cuya coordinación se ha encargado Juan Luis Bardón, ha contado con la participación de más de una veintena de investigadores de Tenerife, La Palma, Sevilla y México.

Al acto asistió la directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, Antonia Perera Betancor; el alcalde de La Orotava Francisco Linares; el franciscano Fray Ramón Cobo, en representación del Sr. Ministro de la provincia franciscana de la Inmaculada Concepción de España; la concejala de Turismo y Museos, Delia Escobar, y el propio autor de esta publicación, Juan Luis Bardón González. Asimismo, se contó con miembros del Patrimonio Cultural del Obispado de Tenerife, representantes de hermandades y parroquias de la Villa, miembros de la corporación municipal y personas interesadas en la materia o que han participado en el proyecto. Al inicio del acto se guardó un minuto de silencio por el asesinato de la mujer vecina de Santa Úrsula (natural de Los Silos), asesinada, presuntamente, a manos de su expareja y culminó con un recital de algunos versos de la vida de San Francisco, del ilustre poeta villero Fray Andrés de Abreu, a cargo de José Javier Hernández, filólogo, poeta y verseador, y el acompañamiento musical de Joel Rodríguez Delgado, alumno de guitarra del Conservatorio Superior de Música de Canarias

Antonia Perera recordó la imprescindible colaboración entre estas instituciones que “desde cada ámbito respectivo, y siempre conscientes de la importancia de esta impronta histórica, hemos contribuido a este patrimonio franciscano, como en justicia le corresponde” y aseguró que el libro presentado es “un trabajo único, resultado de un esfuerzo tan meditado como excepcional. No son páginas copiadas, ni deducidas de lo ya narrado, sino inéditas y veraces por estar contrastadas”.

El alcalde Francisco Linares subrayó que “este trabajo bibliográfico constituye una de las publicaciones más completas de los últimos años en Tenerife, no solo por su calidad y extensión, sino también por difundir numerosas obras artísticas que han permanecido prácticamente ocultas hasta la fecha, además de poner al día una historia de 500 años que forma parte indisoluble del propio devenir de La Orotava”.

A través de siete capítulos e ilustrado con fotografías de gran calidad, el volumen recorre la historia de la Orden Franciscana en La Orotava y el legado que ha dejado a lo largo de los siglos. Un patrimonio que no únicamente se concreta en documentos y diversas obras de arte, sino que además abarca una rica herencia intangible que abarca tradiciones religiosas, culturales e incluso gastronómicas, como es el caso de la tradición repostera del monasterio de monjas clarisas de San José, un conjunto de recetas que pasaron a la población y se han preservado merced al buen hacer de las dulceras de la Villa de Arriba.

‘Seraphicum splendor: el legado franciscano en La Orotava’ es fruto de la exposición del mismo nombre que albergó el municipio entre octubre y noviembre del pasado año. Una muestra que contó con dos sedes, la sala San Roque, en la trasera de San Agustín, y la sacristía de la parroquia matriz de La Concepción. En ella, los asistentes pudieron contemplar el patrimonio más relevante del antiguo convento de San Lorenzo y del monasterio de monjas clarisas de San José: escultura, pintura, orfebrería, textiles y documentos, así como una selección de representaciones asociadas a la iconografía de San Francisco, procedentes de recintos religiosos y de colecciones privadas.

La conmemoración del 500 aniversario de la llegada de la orden religiosa al municipio ha sido un proyecto de la Franciscana Hermandad del Santísimo Cristo del Huerto y Nuestra Señora de la Soledad, en colaboración con el Museo de Arte Sacro El Tesoro de la Concepción, la parroquia matriz, el Ayuntamiento de La Orotava y el Obispado de Tenerife, además de contar con el apoyo de cofradías, parroquias, instituciones y particulares.

2020-07-24T07:18:03+00:00