Tenerife tendrá una iglesia dedicada a la Virgen de Begoña

El próximo 1 de junio, se abrirá al culto el templo dedicado a la Amatxu de Begoña, en Almáciga (Tenerife).La apertura coincide con el 70 aniversario de la llegada a las costas tinerfeñas de la botella con cinco estampas de la imagen de la Virgen, tirada al mar por un grupo de peregrinos de Acción Católica de Bilbao, de la Quinta Parroquia. La Cofradía de Begoña acudirá a la ceremonia en una peregrinación encabezada por el nuevo obispo auxiliar Joseba Segura.

Respondiendo a una invitación del obispo de Bilbao, en 2017, la Cofradía de Begoña inició una campaña de recaudación para finalizar las obras del templo. “En estos dos años se han enviado 18.000 euros a Almáciga”, ha destacado Javier Diago, presidente de la Cofradía en la presentación que ha tenido lugar hoy en la sede de la Juntas Generales de Bizkaia.

En la localidad tinerfeña había una ermita dedicada a la Virgen donde se encuentra la imagen de la Amatxu, que llegó en barco en 1950. Pero, el pueblo quiso dedicarle un templo y comenzaron las obras en 2006. Hace dos años, “tras una visita a la ermita de D. Mario Iceta y viendo la lentitud de las obras por falta de fondos”, ha destacado Diago, el obispo se puso en contacto con la Cofradía de Begoña para que recaudara fondos para esta causa. Durante este tiempo también la parroquia de Almáciga ha realizado campañas especiales para poder finalizar las obras de la iglesia.

Peregrinos de la Quinta Parroquia

La Cofradía de Begoña está preparando una peregrinación para estar presente en la bendición del próximo 1 de junio. Formarán parte de la peregrinación algunos de los que lanzaron la botella en 1948. Uno de ellos, José Luis Ausín, feligrés de la Quinta Parroquia, quien entonces tenía 18 años, ha participado en la rueda de prensa. En la misma ha contado los detalles del lanzamiento de la botella al mar. “Martín Valle – ha recordado-, llevaba el bocadillo y la botella de vino que le había puesto su madre para el viaje. Se le ocurrió meter en la botella vacía cinco estampas de la Amatxu y escribir un mensaje”. Era el 27 de agosto de 1948. En la mañana del 29 de abril de 1949 un matrimonio encontró la botella en la playa. Se la llevaron a la maestra del pueblo para que leyera el contenido del mensaje y ésta escribió a Martín Valle. A partir de allí comienza la correspondencia entre Almáciga y Bilbao y el pueblo pide que la Virgen de Begoña sea la patrona. En Bilbao comenzaron a moverse desde el Centro de Jóvenes de Acción Católica, hasta que se consiguió que entronizaran la imagen en una ermita. El siguiente paso será la apertura al culto de la iglesia.

https://youtu.be/lxKlBJSUqkY

2019-04-02T17:43:33+00:00