Marcha de la Infancia Misionera en Tenerife y La Palma

Candelaria y Los Llanos de Aridane fueron los lugares elegidos para desarrollar este último sábado de enero, la Marcha de la Infancia Misionera.

En Caletillas los más pequeños de Tenerife se concentraron para avanzar, con cantos y alegría, hacia la plaza de la Basílica. Agrupados en grupos por parcantas con distintos colores según los contientes, niñas y niños de la catequesis parroquial, de colegios etc. vivían este día bajo el lema: «Con Jesús a Belén ¡Qué buena noticia!»

Esta es la gran noticia misionera: Dios se ha hecho pequeño, uno de nosotros, por amor a todos. Belén es el escenario donde estalla, como dice el papa Francisco, “la alegría del Evangelio”, que tiene que alcanzar “hasta el confín de la tierra” a través de nuestro anuncio. Los niños son participantes activos y destacados en esta gran misión de la Iglesia, en la escala que les corresponde.

Ante la imagen de la Virgen de Candelaria, ubicada en el pórtico de la Basílica, el obispo presidía la Eucaristía en la que recordaba que la asamblea – como en la lectura proclamada- se realizaba fuera del templo, en una plaza, al tiempo que invitaba a los más pequeños a tener la actitud de querer ver a Jesús y de presentarlo y darlo a conocer a los demás.

Un momento especialmente emotivo fue cuando Álvarez pedía una oración por Julen y por toda su familia, al tiempo que daba gracias  y pedía también por todas las personas que habían hecho todo lo posible por rescatar al niño.

Después del almuerzo, desde la playa los «piratas wasting» abordaron la plaza para invitar a los participantes a ser nuevos «piratas» que quieran ir por todo el mundo a anunciar a Jesús. Ello se realizó mediante dinámicas y juegos. Además, algunos seminaristas dieron su testimonio vocacional.

La Palma

En cuanto a la isla de La Palma, el arciprestazgo de Los Llanos de Aridane se concentraban en la calle Real de dicho municipio.  Desde alllí marcharon hasta la plaza de España donde se realizó una dinámica mediante un calendario. Posteriormente se reanudó la marcha hasta el colegio de Nazaret, en cuyo patio, los pequeños, distribuiodos por parroquias, pudieron realizar una nueva actividad en la que fueron preparando una representación de los distintos momentos de la infancia de Jesús.

Con la oración compuesta para el día de la Infancia Misionera y la interpretación de la canción «Madre Tierra» se concluyó la jornada.

 

2019-01-26T19:38:57+00:00