Las Siervas de María se «despiden» de La Laguna

Las Religiosas Siervas de María Ministras de los Enfermos, que a lo largo de 125 años hemos tenido la dicha de vivir en esta querida ciudad de La Laguna, dando vida al carisma que nos dejó nuestra Fundadora, Santa María Soledad Torres Acosta, (cual es el cuidado de los  enfermos), debido a la falta de nuevas vocaciones, nos vemos obligadas a poner punto final a nuestra permanencia en esta ciudad.

Al marcharnos de aquí lo hacemos con el corazón lleno de dolor, y también de gratitud. Gratitud en primer lugar al Señor que nos ha dado esta vocación y nos ha sostenido en este servicio a los enfermos. Y agradecemos también a los laguneros que durante estos largos años nos han ayudado dándonos su apoyo y cariño, y lo que es más importante, confiando sus seres queridos a nuestros cuidados.

Como la causa de esta decisión es solamente la falta de vocaciones, sobra decir que de ser bendecidas por el Señor con un florecimiento vocacional, no renunciamos a la esperanza de que nuestra presencia sea de nuevo una realidad en la ciudad, pues no se trata de supresión, sino de cierre.

Hemos querido servirnos de los medios de comunicación para hacerles llegar esta difícil decisión a cuantos nos conocen, ya que esta noticia se va difundiendo, y queremos ser nosotras las transmisoras de la misma, manifestándoles a todos no sólo nuestros sentimientos de gratitud, sino también la ayuda espiritual a través del recuerdo sincero hecho oración ante el Señor y nuestra Madre de la Salud.

Celebraremos una Misa de acción de gracias en la Parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de La Laguna, el sábado día 24 a las 7´30 h. de la tarde, presidida por el Sr. Obispo, D. Bernardo Álvarez.

En nombre de la Madre General, que reside en Roma, y de todas las Hermanas de esta comunidad.

La Superiora Provincial

Sor Encarnación Rodríguez, S. de M.

2024-02-10T10:40:31+00:00