La Villa de la Orotava se prepara para la Festividad de la Infraoctava del Corpus Christi

El próximo jueves 27 de junio a las 18:30 tendrá lugar la celebración de la Eucaristía con motivo de la Festividad de la Infraoctava del Corpus Christi en la Parroquia Matriz de Ntra. Sra. de La Concepción, en La Orotava. Este año, contará con la presencia de Bernardo Álvarez, obispo nivariense, y de Jesús García, obispo emérito de Ávila y administrador apostólico de Ciudad Rodrigo.

Una fiesta y celebración histórica para esta villa, que comienzan desde primeras horas de la mañana con el tradicional repique de campanas y la celebración de la Eucaristía a las siete de la mañana con los alfombristas. A su término, comienza la confección de los tapices y corridos florales en las calles del centro histórico, donde la belleza y aroma de las flores adornará el recorrido por donde el Santísimo Sacramento pasará después de la misa solemne de la tarde. Este año además, se cumple 100 años en el que se realiza la alfombra de arenas del Teide en la plaza del ayuntamiento con motivo religioso.

La alfombra de arenas naturales rinde homenaje a la primera que se hizo en honor al Corpus en 1919.

En este año el tapiz del ayuntamiento está dividido en tres espacios: el primer espacio formado por el triángulo es donde va el motivo religioso-social; el segundo es un rectángulo detrás del triángulo, lugar donde está el homenaje a la primera alfombra realizada en 1919; y el tercer espacio es el formado por la guirnalda de flores que está en la parte superior, la superficie crema del fondo y por dos espacios a los laterales de la plaza.

El tapiz se encuentra dentro de un gran triángulo que a su vez engloba tres espacios temporales: El primero es el que está compuesto por la figura de Jesús predicando y personas a su alrededor, esta zona será de gran colorido. El segundo espacio temporal lo forma la figura de San Francisco de Asís, quien hace algo más de 800 años comenzó a seguir el ejemplo de Jesús, además su figura, representa en la alfombra los 500 años de la llegada de los franciscanos a La Orotava y la fundación del Convento de San Lorenzo. Y el tercer espacio y posiblemente el más importante, la figura de un niño pidiéndonos ayuda extendiendo su mano y un grupo de personas de hoy necesitados todos de nuestra ayuda humanitaria, refugiados, mendigos, inmigrantes y abandonados. Este espacio será realizado con tonos más sombríos. El conjunto quiere hacer reflexionar en la palabra de Dios y la ayuda al prójimo.

Compositivamente se ve un triángulo, formado por los tres personajes importantes del conjunto que son la figura de Jesús que está mirando, mientras habla, al niño que nos está pidiendo ayuda y en el tercer vértice del triángulo, la figura de San Francisco, por una parte, mirando a Jesús y por otra señalando al niño. Este es el primer triángulo compositivo, pero hay un triángulo interactivo formado por la figura de San Francisco de Asís, que señala al niño pero que al mismo tiempo mira también hacia el balcón, la figura del niño que extendiendo la mano fuera del tapiz te está pidiendo ayuda y tú, el espectador, que estás en el balcón formando parte de esta alfombra. La cenefa del triángulo es sencilla y recuerda a las guirnaldas típicas mexicanas realizadas con papel de seda o papel amate, conocido como papel picado.

El segundo espacio es el rectángulo detrás del triángulo que acaba pareciendo formado por dos triángulos. En estos dos triángulos está representada parte de una figura que Don Felipe Machado y Benítez de Lugo pudo haber realizado en esa primera alfombra de 1919, de la cual no hay documentación fotográfica que lo corrobore, pero si hay hasta cuatro diferentes bocetos, dos de ellos muy similares que podrían ser variaciones del mismo. Realizando una vectorización de dicho boceto, el resultado es el que se puede apreciar en nuestro boceto. Esta parte se realizará como se hizo probablemente esa primera alfombra con flores y con el uso de bayas de eucalipto, corozos de maíz y cascaras de lapas, en homenaje a los diferentes materiales que uso Don Felipe en su etapa. Ambos espacios tienen una superficie de 50 m².

La cenefa de este espacio, de color verde está realizada en tierra con unos motivos extraídos de un estilo llamado “Grotesco”, conocido en Italia desde la época de los romanos, perdurando hasta el renacimiento y ya venido a menos. Motivos que posiblemente inspiraron a Don Felipe en sucesivas alfombras. Dentro de 2 círculos violetas aparecen dos letras P y S extraídas de la Bula de Creación de la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna, creada hace 200 años.

El tercer espacio es el formado por la grandísima guirnalda de flores en la parte superior donde cada flor mide entre 3 y 5 metros de diámetro, todo este espacio estará realizado con las tierras naturales del Teide. La superficie crema con orquídeas planas, también realizada con tierras. Y los dos espacios laterales de casi veinte metros cuadrados cada uno cuyo diseño se ha realizado en conjunto con los alfombristas de la Grand Place de Bruselas “Brussels Flower Carpet Association” a los que se ha invitado a conmemorar los 100 años de la Alfombra en la plaza y han aceptado venir a realizar con flores estos espacios al estilo de la misma alfombra que hacen en Bruselas cada dos años. Ellos usarán las flores enteras teniendo para ello rosas, crisantemos-dalias, claveles y otras.

2019-06-14T10:41:12+00:00