La Iglesia sigue aportando sus ´cinco panes y dos peces` en La Palma

A los dos meses del comienzo del volcán Cumbre Vieja

 

Durante estos dos meses muy duros en la isla de La Palma, a raíz de los efectos negativos de la erupción del volcán Cumbre Vieja, la Iglesia ha estado cerca de los damnificados aportando su grano de arena. En ningún momento ha dejado de acompañar, escuchar, consolar, orar y atender materialmente a las personas.

Desde primera hora, Cáritas Diocesana de Tenerife puso en marcha un gabinete de crisis e impulsó una Campaña de Emergencia y Solidaridad con La Palma. Coordinándose con las administraciones y otras organizaciones intervinientes en esta catástrofe, no ha cesado en la atención integral a los afectados, buscando cubrir cualquier tipo de necesidad.

Los párrocos de las zonas especialmente afectadas, y con ellos el resto de los agentes de pastoral, han convertido a las comunidades de ese lugar, y de la isla en general, en un “hospital de campaña”, que atiende de múltiples maneras a las personas. En esta línea, las parroquias han ido desplegando iniciativas en todos los niveles para afrontar esta emergencia.

El obispo se ha desplazado en varias ocasiones a la isla para escuchar a los afectados, impulsar la misión de la Iglesia en esta situación, celebrar la fe y orar por la fortaleza y esperanza, tanto de los afectados como de la comunidad científica y del amplio dispositivo de personas que tratan de minimizar los efectos del volcán.

La gran red de Cáritas en las distintas diócesis y de la Confederación Cáritas Española, ha situado esta emergencia entre sus objetivos prioritarios. Algunas diócesis han expresado su efectiva solidaridad con la isla a través de colectas especiales u otras iniciativas. Otro tanto ha hecho la Asamblea Nacional de la Conferencia de Religiosas y Religiosos, destinando 60.000 euros a esta dolorosa situación.

«No están solos, estamos con ustedes» es el mensaje que se ha repetido en este tiempo. Por ello, los 26 colegios de la Fundación Educativa Santo Domingo (FESD), presente en 21 ciudades y 9 comunidades autónomas, han puesto en marcha una iniciativa de apoyo a La Palma.

“Cada gesto cuenta”. Otra iniciativa implementada recientemente es la de algunos colegios de Madrid, que pretende conseguir de una manera muy sencilla que el alumnado madrileño se convierta en el principal aliado de la Isla Bonita. Escuelas Católicas participa activamente en la campaña, junto con las restantes organizaciones de centros de la escuela concertada y organizaciones de familias. El objetivo es que, con motivo del Día Internacional del niño, los alumnos y alumnas madrileños lleven 1 euro a clase, y todo lo recaudado será ingresado al 50% en las cuentas de Mensajeros de la Paz y de Cáritas Diocesana de Tenerife en La Palma. Otros centros de enseñanza han propuesto otros gestos solidarios.

Por su parte, Cursillos de Cristiandad hizo entrega a Alberto Hernández, párroco de Todoque, La Laguna y las Manchas, del dinero recaudado por el movimiento en toda España a través de la iniciativa “De Colores con La Palma”, que ha movilizado a los cursillistas en solidaridad con el pueblo palmero.

Igualmente, Cáritas Diocesana de Tenerife también recibirá para su campaña de emergencia lo que se recaude con la decoración solidaria del árbol de Navidad del santuario de Torreciudad, en Huesca.

Mientras, una parroquia valenciana reunió durante el mes de octubre un total de 31 rosarios diferentes, uno por día, en el que tuvo especialmente presente a la isla y sus habitantes, mientras que la Cofradía bilbaína de Begoña ha enviado lo donado por los vizcaínos el pasado 11 de octubre, festividad de Nuestra Señora de Begoña, para colaborar con los damnificados por la erupción.

«¿Dónde está Dios tras la erupción del volcán? En el corazón de la gente solidaria» declaró estos días el obispo Bernardo Álvarez. Así ha sido efectivamente durante estos dos meses, a través de la contribución de tantas personas anónimas que de múltiples maneras y formas han puesto lo mejor de sí mismas para aliviar, en lo posible, los efectos dañinos de este volcán.

También las instituciones públicas, la comunidad científica, las fuerzas y cuerpos de seguridad, Cruz Roja, AEA, bomberos, protección civil, equipos de atención social y psicológica, voluntariado, empresas, medios de comunicación, particulares, etc., siguen a diario tratando de acompañar y aliviar la situación de los afectados.

A las puertas del Adviento, la Diócesis Nivariense vuelve a concienciar y llamar a los católicos de las islas para preparar adecuadamente la Navidad con la oración y con una colecta especial a realizar los venideros 24, 25 y 26 de diciembre, para seguir aportando un granito de arena ante una catástrofe cuyos efectos van a ser duraderos en el tiempo.

En definitiva, se trata de, siguiendo el texto evangélico, aportar “los cinco panes y dos peces” para que con ellos Dios siga fortaleciendo y manteniendo viva la fe y la esperanza de todo el pueblo palmero y de cuantos trabajan en esta emergencia.

Como invitó el papa Francisco, roguemos a la Virgen, venerada en esa isla como Nuestra Señora de las Nieves, por estas personas tan probadas y por quienes les ayudan.

2021-11-19T10:24:51+00:00