La Escuela de Evangelizadores celebró una sesión en La Palma

El equipo de Pastoral Juvenil-Vocacional de los misioneros claretianos de la provincia Bética, llevaron adelante, en el conocido como colegio de La Palmita, en la capital palmera, la tercera sesión del curso en la isla de la Escuela de Evangelizadores S. José de Anchieta.

Miguel Álvarez y Martín Areta, fueron los responsables de acompañar esta jornada. Partiendo de la llamada a no balconear a los jóvenes, hubo momentos formativos, orantes y celebrativos, desgranando una mirada evangélica sobre los jóvenes, a partir de la cual propusieron algunas actitudes: Una profunda conciencia misionera, un deseo de acercarse afectivamente, una mirada positiva, crítica, que requiere una vida auténtica, una preparación tenaz y un tiempo y disponibilidad para caminar con los jóvenes, sin perder la identidad de evangelizadores enviados por el Espíritu. Además, entre otras cosas,  expusieron diversos lugares y medios para la evangelización con jóvenes,

Por otra parte, la confianza incondicional en los jóvenes y el considerarlos como protagonistas de su historia y de lo que Dios vaya haciendo con ellos. fueron dos actitudes que destacaron para los medios diocesanos, como especialmente relevantes para la pastoral con jóvenes. “Que ellos se sientan responsables y sean escuchados, que tengamos detalles para acompañarlos uno a uno- señalaron.

En cuanto a los aspectos que serían adecuados para implementar un proyecto de pastoral juvenil-vocacional acentuaron la importancia de buscar tiempos de calidad para  acompañarlos. “Está muy bien trabajar en grupo, pero el acompañamiento personalizado es muy relevante, así como el cuidado de toda la dimensión más espiritual (el silencio, la Palabra, etc). Igualmente, defendieron la pertinencia de “crear vínculos” y del encuentro con la realidad, con los más pobres y vulnerables para que los jóvenes puedan ser evangelizados y evangelizar.

2018-05-21T08:27:13+00:00