Encuentro sacerdotal para celebrar el día de su patrón

El miércoles 12 de mayo el presbiterio diocesano celebró el día del patrón del Clero, S. Juan de Ávila. En esta ocasión, la jornada contó con la presencia del Nuncio Apostólico en España, Bernardito Cleopas.

La jornada se desarrolló en distintos momentos y espacios, a partir de la acogida en la mañana. En el Teatro Leal se tuvo uno de los momentos habituales de esta efeméride, el reconocimiento agradecido a los clérigos que durante el año celebran sus bodas de plata o de oro de ordenación.

Previamente el alcalde de Aguere, Luis Yeray Gutiérrez, dio la bienvenida al Nuncio y a los presbíteros venidos de las cuatro islas que componen la diócesis, poniendo en valor algunos aspectos de la presencia y el servicio que prestan.

Por su parte, el Nuncio dirigió unas palabras de agradecimiento a los presbíteros y compartió una reflexión sobre la vida y el ministerio de los sacerdotes. Cleopas, siguiendo unas palabras del Papa, invitó a los presentes a reflexionar sobre las cuatro cercanías que ha de tener un sacerdote: Cercanía con Dios, cercanía con el obispo, cercanía entre sacerdotes y cercanía al pueblo.

Como señalara el Papa, las mismas son cuatro pilares que dan solidez a la persona del sacerdote, las “cuatro columnas constitutivas de nuestra vida sacerdotal. “Siguen el estilo de Dios, que fundamentalmente es un estilo de cercanía”.

Hubo, además, un tiempo para la música coral a cargo del Orfeón la Paz de La Laguna, que dio paso al homenaje a los sacerdotes. Concretamente, cumplen bodas de oro Santiago Domingo Albertos, Antonio Gómez y Esteban Bolívar.  Y están celebrando este año 25 años de ordenados Víctor Manuel Oliva, Jorge Díaz, Macario Manuel López, Domingo Miguel González, José Emiliano Rodríguez y también el diácono permanente, Celso González. De cada uno de ellos se hizo una breve semblanza y se les entregó un obsequio de parte del presbiterio. Dio las gracias en nombre de todos Macario López.

La Catedral acogió la celebración eucarística presidida por el Nuncio que, en su homilía, recordó algunas aportaciones de S. Juan de Ávila para la vida de los sacerdotes, cuya fuente y motor de vida ha de estar en la oración. Subrayó también las dos pasiones del ministerio: Dios y su pueblo, al tiempo que recordó lo señalado en su previa conferencia sobre la importancia de la “proximidad”, de las cercanías a imagen de Jesús. “También podríamos añadir cercanía a toda la humanidad y, sobre todo, a aquellos que no conocen al Señor y a quienes no lo quieren conocer. Tal y como dice el Papa Francisco, la misión es una pasión por Jesús, pero al mismo tiempo, una pasión por su pueblo”, indicó monseñor Cleopas.

El día finalizó con un almuerzo compartido.

2022-05-12T07:25:29+00:00