El obispo bendijo la escultura de San Francisco de Asís y la nueva zona de esparcimiento para las personas atendidas en la Casa Manolo Torras

En la mañana de este viernes 16 de marzo, ha tenido lugar la bendición de la escultura de San Francisco de Asís y la nueva zona de esparcimiento para las personas atendidas en la Casa Manolo Torras, en La Laguna.

En el acto estuvieron presentes el obispo Bernardo Álvarez; el superior general de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, Luis Miguel Martell y la directora insular del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), Juana María Reyes. Además, se contó con la presencia de un buen número de trabajadores, familiares y personas acogidas en la casa.

Juan Miguel Martell, que se encuentra en nuestra isla realizando la visita canónica, expresó su alegría por estas mejoras de la casa, que redundan en una mejor calidad de vida de las personas atendidas. “Hemos dotado a la casa de más espacio para que los chicos y chicas puedan disfrutar de un espacio abierto. Asimismo, tener aquí esta imagen de San Francisco nos recuerda la importancia del amor universal. Francisco nos enseñó a amar a todas las criaturas. Él integró a todo el mundo sin distinción”.

Por otro lado, el Hermano Juan Miguel dio las gracias al obispo por su presencia y también quiso agradecer el apoyo que siempre han tenido del Cabildo Insular. “Es muy importante para nosotros contar con las instituciones. Contamos con el Gobierno de Canarias y el ayuntamiento de La Laguna pero no cabe duda que quien siempre ha estado ahí ha sido el Cabildo. Un apoyo que les agradezco de corazón”.

Martell, por último, indicó que “si hay unos verdaderos protagonistas en todo esto, son nuestros chicos y chicas. Ellos no están aquí porque haya un grupo de frailes muy buenos, o porque el Cabildo se preocupe por ellos. Tampoco están aquí porque haya muy buenos profesionales y voluntarios que los atiendan. Los hermanos, voluntarios, el Cabildo, los trabajadores…todos tenemos razón de ser porque ellos son los protagonistas. Gracias a ellos estamos nosotros hoy aquí”, destacó el superior general de los Hermanos de Cruz Blanca

Por su parte, el prelado nivariense felicitó a todos los que van a disfrutar de este nuevo espacio y a los trabajadores. “Es de valorar no solo vuestra capacitación técnica, sino vuestro buen corazón. Este trabajo requiere esfuerzo, sacrificio y paciencia. Por todo ello, gracias”.

Por último, tomó la palabra la directora insular del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), Juana María Reyes, quien indicó que en todo este tiempo de presencia de los Hermanos de Cruz Blanca en Tenerife, “ha sido siempre una satisfacción saber que están dispuestos a mejorar los servicios que se dan a las personas con discapacidad. No solo respondiendo con la mejora de la calidad, sino con una especialización de los servicios”.

Cabe señalar que en 2020 se celebrará el 40 aniversario de la fundación de la congregación de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca en Tenerife.

2019-03-15T14:16:35+00:00