Descanse en paz el sacerdote Antonio Hernández Oliva

Ha fallecido el sacerdote Antonio Hernández Oliva a última hora de la tarde de este viernes siete de agosto. DEP. Desde las nueve de la mañana del sábado estará instalada la capilla ardiente en la parroquia del Apóstol Santiago, en el Realejo  Alto, donde era párroco emérito. A las 16.30 de hoy se celebrará la Misa Exequial.

Antonio Hernández Oliva nace el 10 de marzo de 1938 en La Perdoma. En 1965 fue ordenado sacerdote en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de La Orotava. Su primera encomienda sacerdotal la desempeñó en Tegueste, para pasar a ser coadjutor en la parroquia de S. Francisco de Santa Cruz de La Palma.

Fue cura encargado de Puntagorda. En 1967 es nombrado párroco de S. Lorenzo en Valle San Lorenzo y en otras comunidades de Arona, desde donde es destinado a distintas parroquias en los barrios de S. Antonio, Santa Clara, Camino de El Hierro y Nuevo Miramar en la capital tinerfeña.

Profesor y formador del seminario durante varios años. Desde 1981 a 2013 fue párroco de Santiago Apóstol en el municipio del Realejo, que le nombró Hijo Adoptivo.

2020-08-08T06:41:03+00:00