De Los Realejos al Vaticano

De Los Realejos al Vaticano. El Santo Padre recibió el pasado sábado, en audiencia en el Aula Pablo VI, a los participantes en el Encuentro mundial «Yo puedo», un proyecto promovido por la Federación de Institutos de Actividades Educativas (FIDAE) e inspirado en la Encíclica del Papa Laudato si’.

Miles de chicos y jóvenes se reunieron con el Santo Padre para presentarle su compromiso con un proyecto de mejora ambiental y social. Francisco subrayó que “han elegido bien. Ustedes son más felices que los que lo quieren todo y no dan nada».

El proyecto ‘Mi ejemplo eres tú’, enmarcado en la iniciativa Design for Change, con el que los alumnos de cuarto grado del Colegio Nazaret, de Los Realejos, pusieron en práctica sus ideas para cambiar el mundo, fue premiado con un viaje a Roma y el referido encuentro con el Papa.

Cuatro alumnos de este centro educativo; Pablo, Manuela, Diego y Ainara, acompañados por la profesora Montserrat González, pudieron vivir esta experiencia que calificaron como inolvidable.

“Hemos conocido otros países, otras culturas y otros puntos de vista que nos han dado ideas para crear un mundo mejor. Ha sido una experiencia única que nos marcará de por vida”, indicó González.

Por su parte, Pablo expresó que lo que más le gustó de esta experiencia fue convivir con compañeros de otras culturas. “Me llamó la atención que unas niñas me preguntaron cómo se traducía a mi idioma “I can”. Yo les dije que era “Yo puedo”. Luego, ellas intentaban repetirlo, pero les costaba bastante”.

Manuela señaló que se divirtieron mucho con el resto de compañeros de otras nacionalidades. “Vimos sus proyectos y nos gustaron mucho. Aprovechamos el tiempo para trabajar con ellos y coger ideas nuevas”.

Por otro lado, Diego valoró el resto de proyectos presentados. “Fueron muy creativos y aunque me cueste admitirlo, algunos han sido hasta mejores que los nuestros. Se han esmerado mucho, como nosotros”.

Por último, Ainara expresó que esta experiencia fue una oportunidad muy bonita para conocer las costumbres de otros países. “Me ha encantado convivir con personas de otras culturas. Además, el hecho de conocer al Papa ha sido una oportunidad que muy poca gente va a tener en su vida. Y todo para una buena causa como es la de intentar cambiar el mundo”.

2019-12-02T12:55:09+00:00