Catequesis en tiempos de COVID

De cara al inicio del nuevo curso pastoral, se ha elaborado un protocolo con orientaciones para el comienzo de la catequesis en las distintas parroquias de la diócesis. Este documento recoge las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias , concretándolas para desarrollar de la  mejor manera posible la educación en la fe.

Con él, además del cumplimiento de la normativa vigente, se quiere conseguir que todas las parroquias tengan herramientas comunes para el inicio de la catequesis con las que se facilite la comunión y la unidad de acción en un momento en el que el intercambio de catequizandos entre parroquias es relativamente frecuente.

En protocolo se detallan aspectos como la inscripción a través de medios digitales (allí donde sea posible), la configuración de pequeños grupos (de en torno a 9 personas) que garanticen que cada participante estará sentado con una distancia de metro y medio con sus compañeros, la desinfección y ventilación de las salas y la utilización obligatoria de la mascarilla, entre otros aspectos. También se contempla la forma de actuar en el caso de que la situación sanitaria impida la catequesis de forma presencial.

Este año, el día de la catequesis será el domingo 11 de octubre, a fin de preparar, del mejor modo posible, la implementación de este servicio educativo y evangelizador de capital importancia.

Analizada la actual situación en el Consejo Pastoral y siguiendo básicamente las orientaciones del equipo catequético de las diócesis de Galicia, la diócesis se propone seguir apostando por una catequesis presencial y comunitaria para el proceso de iniciación cristiana de niños, adolescentes y jóvenes, siempre y cuando esta se pueda realizar con seguridad, ya que el ámbito comunitario de la parroquia sigue siendo el lugar privilegiado para el desarrollo y la realización del proceso educativo e iniciático en la fe (Cf. Directorio para la catequesis, nº 299).

Con el fin de que los párrocos y catequistas puedan ir preparando, con la responsabilidad y seriedad que se merece, la vuelta a la catequesis, se avanzan así, algunas de las medidas para el curso presente, siempre sujetas a los cambios que la actualidad sanitaria vaya exigiendo.

Será necesario también que cada parroquia adapte estas orientaciones a su realidad concreta, y que el arciprestazgo valore la posibilidad de colaborar mutuamente poniendo a disposición de todos los recursos materiales y humanos con que se cuenta.

Además,  conviene tener presente la importancia del uso de las nuevas tecnologías digitales y de los medios telemáticos para complementar la catequesis, y/o realizarla en las situaciones en las que no sea posible hacerlo en la comunidad parroquial.

2020-09-08T09:15:54+00:00