CARTA DEL VICARIO GENERAL SOBRE LAS IV JORNADAS NUEVA EVANGELIZACIÓN

Somos afortunados al poder convocarte para las IV Jornadas Nueva Evangelización que, bajo el lema «Involucrarse», tendrán lugar en el seminario, del 28 al 30 de Abril de 2017. Habrá algunas novedades importantes tanto en la metodología como en la oferta que pretendemos realizar a los más jóvenes. La diócesis cuenta con un entusiasta y constante grupo de personas que están dedicando, por la fe, lo mejor de sí mismos para llevar a buen puerto, una vez más, esta importante cita pastoral. Doy gracias y bendigo a Dios por ellos.

La Misión Diocesana en marcha, así como el objetivo pastoral de este curso, cuyos destinatarios preferentes somos los que ya formamos parte más activa de la iglesia en estas islas, son la brújula que está guiando tanto la preparación de esta cita pastoral como su desarrollo.

El sueño misionero no será posible, sin embargo, si no entramos todos juntos en una profunda conversión personal y pastoral. Toda la comunidad cristiana se ha de reconocer como “comunidad de discípulos misioneros”. La mayor de las crisis que podemos padecer es la que nos lleve a empobrecer “el compromiso comunitario” (cf. EG 50-109). La renovación personal y comunitaria es la clave para que podamos “ser misión” (EG 273) y hacer misión entre nosotros.

Por ello, hagamos todo lo posible por ser buenos “proponedores” de estas jornadas. Oremos desde ya. Empeñémonos, en el fondo y en la forma, para invitar personalmente. Que dos agentes de pastoral de cada una de las parroquias de la diócesis pueda aprovechar íntegramente de estas jornadas. Que los presbíteros, los miembros de la vida consagrada, así como de cualquier realidad eclesial dispongamos todo para participar, activa y gozosamente, en esta experiencia comunitaria y de encuentro personal con Jesucristo.

Confiemos en Dios. Él está y actúa. Como dijo recientemente el Papa: “Sean cristianos valerosos, anclados a la esperanza y capaces de soportar los momentos oscuros. La del cristiano es una vida valerosa”… “Los cristianos perezosos, los cristianos que no tienen ganas de ir adelante, los cristianos que no luchan para hacer que las cosas cambien, las cosas nuevas, las cosas que nos harían bien a todos… Son perezosos, los cristianos aparcados: han encontrado en la Iglesia un lindo estacionamiento. Lo que hace valerosos a los cristianos es la esperanza, mientras los “cristianos perezosos” no tienen esperanza, están “jubilados” – subrayó.

Oremos. Dios delante. Fraternalmente.

 

 

Antonio Manuel Pérez Morales

Vicario General

2017-01-18T13:40:34+00:00