Cáritas Diocesana de Tenerife establece medidas excepcionales para poder mantener la atención a los colectivos más vulnerables

Tras la declaración del Estado de Alarma en nuestro país, y ante el aumento del impacto y la incidencia del Coronavirus (Covid-19), desde Cáritas Diocesana se han puesto en marcha una serie de medidas extraordinarias destinadas a garantizar la atención de los colectivos de mayor vulnerabilidad. El espíritu general de estas medidas pretende reforzar nuestra misión de atender, acoger y escuchar a los últimos y más excluidos, velando por su atención y cuidado.

Además, en estos momentos de dificultades e incertidumbre, miles de familias en situación de vulnerabilidad te necesitan. Por eso, te animamos a hacerte socio o realizar una aportación a Cáritas Diocesana de Tenerife. Puedes hacerlo a través de nuestra página web. Porque «Cada gesto cuenta».

En este sentido, las medidas adoptadas son las siguientes:

Al tratarse de uno de los colectivos de mayor riesgo, se ha decidido cerrar temporalmente los centros de día para personas mayores, proyectos “Hassidim” y “Las Nieves”. No obstante, se continúa el acompañamiento de nuestros mayores por vía telefónica.

Las acciones del área de Empleo se mantendrán exclusivamente de forma telefónica y online.

Se continúa con el trabajo de apoyo a familias en riesgo de perder su vivienda, realizado por nuestro proyecto Base 25, aunque de manera telemática.

Se mantienen abiertos nuestros siete recursos alojativos para personas en situación de sin hogar, ampliando horarios y equipos técnicos en algunos de ellos, que hasta ahora no tenían cobertura total.

Igualmente, se han abierto dos nuevos espacios alojativos para el citado colectivo, en la isla de La Palma, uno en coordinación con el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane y otro en la parroquia Santo

Domingo de la capital palmera; además, se ha puesto también a disposición del Gobierno de Canarias otro espacio en el municipio de Arona.

El proyecto Drago, de atención a personas con problemática de consumo de alcohol, únicamente atenderá presencialmente los casos más urgentes, manteniendo las intervenciones y seguimiento a los pacientes vía telefónica.

Se continúa acompañando a las personas en situación de sin hogar a través de las unidades móviles de atención en calle (UMAC) de las islas de Tenerife y La Palma, mediante el acercamiento de agua potable, alimentos y kits de higiene a aquellas personas que no han sido realojadas. También permanecen abiertos los servicios de ropero, duchas y lavandería destinados al citado colectivo de personas sin hogar en La Palma, respetando las medidas higiénicas y de contacto recomendadas por la Consejería de Sanidad.

Se continúa con el apoyo a las familias en situación de vulnerabilidad de nuestro territorio, con nuestros servicios de acogida y acompañamiento en los arciprestazgos y parroquias. Si bien el número de puntos puede verse reducido, intentaremos llegar a todas las personas y familias necesitadas cumpliendo una serie de medidas adicionales:

Se evitará que las personas mayores o colectivos de riesgo acudan a las acogidas, ya sean agentes de Cáritas o participantes.

Se han suspendido todas las entrevistas iniciales y de seguimiento de los servicios de acogida. Si tuviera que haber alguna recogida de información o acompañamiento se tratará de hacer de manera telefónica.

En caso de reparto de ayudas económicas, se fomentará la cita previa para evitar la aglomeración de personas. Se cuidarán las distancias de seguridad, en caso de que varias personas esperen por fuera del servicio a ser atendidas.

Dentro de los espacios de acogida se mantendrá la distancia de seguridad de un metro (tanto con los participantes como entre los agentes de Cáritas). Se controlará la entrada de personas para poder cumplir esta norma. Igualmente, se reforzarán las medidas higiénicas en los espacios de acogida durante y después de su apertura.

Compromiso con las personas
Desde Cáritas Diocesana de Tenerife estamos más comprometidos que nunca para poder dar una respuesta eficaz y cumplir al mismo tiempo las normas y recomendaciones vigentes. Queremos por último agradecer las muestras de compromiso que estamos recibiendo estos días, personas que se han puesto a disposición de la entidad para ayudar en lo que haga falta. En esta línea, apelamos a la responsabilidad y al mensaje común de “quedarnos en casa”, cuidando al que lo necesite en nuestro bloque o nuestro entorno más cercano, porque “la Caridad no cierra”. Hoy más que nunca podemos enarbolar el lema de nuestra campaña “Tu compromiso mejora el mundo”, porque es en estas situaciones donde sale a relucir el verdadero compromiso cristiano, al estilo de Jesús.

2020-03-21T13:33:29+00:00