Bodas de oro episcopales de D. Damián Iguacen

Este domingo se cumplen cincuenta años desde que el papa Pablo VI nombrara obispo a monseñor Damián Iguacen Borau.  Concretamente, el 14 de agosto de 1970 se hizo público su nombramiento como obispo electo de la diócesis de Barbastro. Fue consagrado obispo el 11 de octubre de 1970 en la Catedral de Barbastro. En dicha sede permaneció hasta que en septiembre de 1974 fue nombrado obispo de Teruel – Albarracín.

El lema que eligió para su ordenación episcopal fue: «el último de todos y el servidor de todos».  Algo que siempre trató de hacer realidad en su vida.

De esos primeros años de episcopado D. Damián sostenía que “fue demasiado, algo que yo no merecía: una diócesis pequeña, “maja”, en la que podía visitar a la gente en sus casas y conocía a cada uno con sus nombres y apellidos”.

Con 104 años, el obispo emérito de Tenerife permanece en la residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, en el Hogar Saturnino López Nova, en Huesca. A finales del mes de julio fue visitado por última vez por el prelado Nivariense, Bernardo Álvarez.

 

2020-10-11T06:39:25+00:00