APERTURA DEL 75 ANIVERSARIO DEL HOGAR ESCUELA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

Es para mí una alegría participar en la Apertura del 75 aniversario de la fundación del Hogar Escuela, con la feliz coincidencia de que los aniversarios de nuestra Inspectoría  y los del Hogar Escuela van juntos.

Catorce Inspectoras en corresponsabilidad con las hermanas de cada consejo inspectorial han ido buscando, y la seguimos buscando en el hoy, la voluntad de Dios sobre cada casa, en particular sobre esta casa de Tenerife,  con la pasión del Da mihi animas de don Bosco y el A ti te las confío de madre Mazzarello, conscientes siempre de que la verdadera Superiora es María Auxiliadora, la madre y maestra de Jesús y nuestra. Es lo que desde nuestros orígenes en Valdocco y Mornese, nos han transmitido nuestros fundadores. Ella se hace presente por gracia de Dios, en cada casa donde sus Hijas con la comunidad educativa, familia salesiana y todas las personas de buena voluntad que se adhieren al proyecto educativo evangelizador, buscan realizar lo mejor para la  infancia y juventud del lugar, especialmente para los que más lo necesitan.

Son muchas las cosas buenas que gracias a tantas maravillosas y competentes personas, consagradas y seglares, hemos ido dando y recibiendo en estos 75 años. Celebrarlo es justo para reconocer y agradecer, la mejor actitud que podemos adoptar siempre.

Cada día rezamos por nuestros bienhechores, y esta Casa lleva a gala en su historia, ser la primera obra social de la Caja de Ahorros de Tenerife. Aquellos primeros bienhechores  que confiaron en las Hijas de María Auxiliadora, todos los posteriores y los actuales pueden ver los frutos y seguir confiando.

Reconocer y agradecer también que todo lo bueno es fruto de dos, es lo correcto: Dios y nosotros, nosotros y Dios. Él es quien, de modo escondido y humilde, ya lo dice el profeta Isaías: “eres un Dios escondido” (Is 45,15),  anima la vida a lo largo de cada día. Lo hace a través de las personas que desde su corazón le hacen caso, sean niños o adultos. Es más, le encanta que empecemos desde niños y jóvenes a colaborar con Él, a darnos cuenta de lo bonita y feliz que es la vida viviéndola con su Espíritu. Una palabra de gratitud es lo más correcto que podemos hacer con Dios, María Auxiliadora y cada persona que vive como amiga suya, pues el Espíritu de Dios, la verdadera Sabiduría,  “entrando en las almas buenas de cada generación, va haciendo amigos de Dios y profetas” (Sabiduría 7,27).

Los “75 “se simbolizan en nuestra cultura con el diamante, cuyo significado es el de “invencible o inalterable”. Por eso, esta piedra  es escogida para significar “el amor que quiere ser para siempre y estable”, permanecer por encima de todo. Nosotras no vamos a recibir nunca una joya de este tipo, máxime sabiendo las injusticias que la explotación de este mineral conlleva en nuestro mundo, pero sí nos quedamos  con su significado de “amor invencible”. Amor que busca el bien del otro, de los niños y jóvenes y de sus familias, de Tenerife.

 Con la celebración de este año de 75 aniversario invitamos a todos, cercanos y más lejanos,  a que se unan a esta comunidad educativa del Hogar y a toda la Inspectoría María Auxiliadora,  a dar gracias, vivir bendiciendo y comprometerse con el Carisma Salesiano.

¡Muchas gracias y muchas bendiciones para todos! ¡Feliz 75 aniversario!

María Dolores Ruiz  Pérez, FMA

Provincial

2017-02-07T13:06:31+00:00