1 de mayo se vive en el ámbito del desempleo, subempleo y pobreza

Según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el principal problema de los mercados de trabajo en el mundo es el empleo de mala calidad. Millones de personas se ven obligadas a aceptar condiciones de trabajo deficientes

Redacción Vatican News-Ciudad del Vaticano

Los datos recientes recabados para elaborar el informe Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2019  (WESO) indican que, en 2018, la mayoría de los 3300 millones de personas empleadas en el mundo no gozaba de un nivel suficiente de seguridad económica, bienestar material e igualdad de oportunidades. Es más, el avance de la reducción del desempleo a nivel mundial no se ve reflejado en una mejora de la calidad del trabajo.  “Tener empleo no siempre garantiza condiciones de vida dignas”, señaló Damian Grimshaw, Director del Departamento de Investigaciones de la OIT.

“Por ejemplo, un total de 700 millones de personas viven en situación de pobreza extrema o moderada pese a tener empleo.” Entre las cuestiones destacadas en el informe figura la falta de progreso en cuanto a la brecha entre mujeres y hombres en la participación laboral. La tasa de participación laboral femenina fue de solo el 48 por ciento en 2018, muy inferior al 75 por ciento de la tasa masculina. Asimismo, las mujeres predominan en la fuerza de trabajo potencial y subutilizada. Otro problema es la persistencia del empleo informal: en esta categoría hay nada menos que 2 mil millones de trabajadores – el 61 por ciento de la población activa mundial. Otro aspecto preocupante es que más de una de cada cinco personas jóvenes (menores de 25 años) no trabaja, ni estudia, ni recibe formación, por lo que sus perspectivas de trabajo se ven comprometidas.

Vatican News habló también con Francisco Lorenzo, Director de Acción Social de Caritas España, quien describe cómo es la realidad laboral de este país: “teniendo en cuenta que venimos de siete años de crisis, estamos en un momento de recuperación económica. La actual tasa de desempleo está en torno al 14 %, cuando en los peores períodos económicos ha llegado a alcanzar el 26 %; por lo tanto esta es una buena noticia”, explica Francisco, señalando, sin embargo, que hay que mirar otros aspectos para comprender mejor cuál es la realidad en la que se encuentra España, ya que si bien se ha reducido la tasa de paro, muchas personas todavía trabajan en condiciones muy precarias, con contratos de jornada reducida y salarios insuficientes.

Por tanto, “hay que analizar, no tanto la cantidad del trabajo que estamos generando sino la calidad”. En este sentido, Caritas España advierte sobre  los graves efectos que la precariedad laboral está teniendo en la juventud española, hundida en una desmotivación crónica que les imposibilita crear un proyecto de vida; en las familias cuyas necesidades básicas quedan sin asegurar o sin cubrir, como son el techo, luz, comida, ropa o medicamentos; y también en las personas mayores que sufren una vejez sin calidad a causa de unas pensiones indignas.

Promover el trabajo decente

Por ello, el Director de Acción Social afirma que hay que defender la promoción del trabajo decente, ya que este es esencial en la vida de las personas “porque ayuda a construir nuestra humanidad”. Asimismo, Caritas pide a las autoridades y gobernantes, independientemente del partido político al que pertenezcan, que garanticen unos derechos básicos para la construcción de una sociedad cuyo sentido y función sirvan al bien común.

Mensaje para los desempleados: “no tiren la toalla”

Además, Francisco lanza un mensaje de aliento y positividad a todas las personas que están sin trabajo o que buscan oportunidades laborales y no las encuentran: “Aunque no tengas trabajo eres importante, eres necesario. No tires la toalla. No te sientas culpable de tu propia situación. Y a la sociedad le digo que tenemos que hacer lo posible por crear oportunidades laborales decentes, caracterizarnos y distinguirnos por proteger los derechos fundamentales, como nos pide el Evangelio, especialmente en beneficio de las personas que están en una situación más vulnerable”.

 

2019-05-01T08:01:23+00:00